03Oct06
El sábado finalmente se casó mi amiga Diu. Por harto tiempo no me la pude imaginar vestida de novia (por su forma tan espontánea y despreocupada de ser), pero debo decir que se veía como una reina. Que me emocioné, que me fui a su casa como a las 5 de la tarde y la ayudé a ponerse su vestido y yo estaba más nerviosa que ella. Ahora anda en Grecia la perla.

Wow… cómo crecemos… matrimonios, compromisos, hijos, planes y proyectos. Hay que hacerse la idea de que ya no somos las mismas pendejas del colegio, pero que el sentimiento sigue intacto. Y bueno, que seguimos siendo igual de pendejas a veces, por lo menos yo. Mi desaparición del domingo lo confirma, casi me daban por muerta o secuestrada, cuando en realidad las copas de más hicieron que las horas pasaran sin notarlo. Es verdad que hay días en que uno derechamente no debería tomar. Cumplo 25 años el domingo y todavía soy buena para mandarme cagadas…!!!



2 Responses to “”

  1. 1 javier

    NADA MAS QUE DECIR QUE ME ALEGRA QUE TE ENCUENTRES BIEN…

    NOS DISTE UN GRAN SUSTO A TODOS…

  2. 2 gnatius

    yo tengo ya …titantos y todavia me desaparezco…😀


Pase y comente:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: